Si eres corredor de larga distancia, es probable que en más de una ocasión hayas tenido problemas gastrointestinales (nauseas, vómitos, diarreas, dolores de tripa) que hayan hecho que lo pasaras mal en una carrera o que incluso hayas tenido que abandonar. 974 palabras más