Etiquetas » Comentario Biblico

"Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros" (Lucas 11:14-23)

Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo, y sucedió que cuando el demonio salió, el mudo habló; y las multitudes se maravillaron.

Pero algunos de ellos dijeron: El echa fuera los demonios por Beelzebú, príncipe de los demonios. 631 palabras más

"Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá" (Lucas 11:1-10)

Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 663 palabras más

"¡Dichosos los ojos que ven lo que ven!" (Lucas 10:22-24)

Mi Padre me lo ha entregado todo, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. 528 palabras más

Creer en el amor

La religión cristiana les resulta a no pocos un sistema religioso difícil de entender y, sobre todo, un entramado de leyes demasiado complicado para vivir correctamente ante Dios… 449 palabras más

Blog

"Había un hombre rico … Y uno pobre, llamado Lázaro" (Lucas 16:19-31)

Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba todos los días espléndidas fiestas. Y uno pobre, llamado Lázaro, que, echado junto a su portal, cubierto de llagas, deseaba llenarse de lo que caía de la mesa del rico… pero hasta los perros venían y le lamían las llagas. 850 palabras más

AUTOESTIMA

Autoestima

Autor: W.J. Prost, M.D.

El material básico de este artículo fue dado originalmente en forma de cuatro conferencias para jóvenes en Lassen Pines, California, en agosto de 1991.

13.817 palabras más
Todos Los Artículos

"El que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe" (Lucas 9:44-50)

Pongan en sus oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Pero ellos no entendían lo que les decía; les estaba velado su sentido de modo que no lo comprendían y temían preguntarle acerca de este asunto. 606 palabras más