Por Juan Manuel Rosario

SANTO DOMINGO. RD. Es preocupante para cualquier dominicano ver cómo en la República Dominicana se pisotea la ley y la institucionalidad para complacer a sectores nacionales e internacionales; pero mucho más lamentable es cuando la clase política asume tal comportamiento de complacencia con el propósito de ser reconocida o aceptada por tales grupos sociales, nacionales o internacionales. 1.334 palabras más