Hace poco escuché en la calle a una mujer que airadamente insultaba a su interlocutor llamándolo “cretino” y me llamó la atención. El origen de los improperios en nuestro idioma es muy diverso pero este en particular proviene de una enfermedad que –afortunadamente- hoy es muy rara. 766 palabras más