…que el móvil ya es un inmóvil en nuestras vidas. Llega a cualquier rincón y nos persigue allá donde vayamos, sin pudor ni recato alguno. 153 palabras más