Hay que destruir de forma constructiva las estructuras verticales de poder (coordinadores internacionales, nacionales e incluso de ciudades) que creamos como reflejo de la sociedad vertical en la que vivimos y que no coinciden con las dinámicas participativas horizontales autogestionadas del Software Libre y el Open Source. 292 palabras más