Después de descansar varios días muy tranquilos (mas tranquilidad dentro de la tranquilidad), disfrutando del mar, de sus sonidos, silencios, de las noches, del sol y de las sopas de mariscos en las playas de Camaná (La punta), volvimos a emprender viaje. 996 palabras más