Reflexión católica

Por Juan Gaitán

Creer en Jesucristo es contar con un amigo íntimo, con un acompañante en el camino (más bien con un guía). Entre otros títulos, en el Antiguo Testamento se presenta a Dios como el aliado que nunca falla, el compañero de batallas, se le llama con toda la fuerza de las palabras: “¡Dios de los ejércitos!”