La playa de Mejías en el municipio donde me crié, en la mañana serenita y en la tarde sabrosa de verdad.