Jesús predicó la ley del amor y desde entonces tenemos ese mandamiento como principal norma, pero vista las agresiones que continuamente reciben los cristianos, parece razonable preguntarse si debemos seguir impasibles ante tanta agresión a nuestra fe. 153 palabras más