Yo creo que todas las mujeres cometemos el mismo pecado una y otra vez. Mirar qué novedades hay en las tiendas es algo habitual y  en cada visita nos creamos necesidades – consciente o inconscientemente- pero nos las creamos: “qué falda tan bonita”, “me encanta”, “la quiero”, “me hace falta una así”. 163 palabras más