En un par de ocasiones en que Fabiola fue llamada a la pizarra para preguntarle la lección, tal era la tensión que había sufrido el clásico desmayo. 884 palabras más