Lo malo de hacer los planes desde el escritorio en la ciudad es que siempre, a la hora de aplicarlos allá en la zona olvidada, rural y generalmente indígena, aparecen imperfecciones y omisiones. 515 palabras más