Hemos detectado que transporte del agua que consumimos actualmente en la zona de los Olivos es contaminada y no es salubre