El primer paso y aveces el mas difícil es admitir que tenemos un problema con el alcohol, así que cada mañana podemos decir “No beberé alcohol durante las siguientes 24 horas” y así todos los días al despertar hay que repetir lo mismo, ya que es mas sencillo hacer la promesa por un “corto” tiempo que a futuro, en vez de decir “Ya no beberé alcohol jamas” es mejor repetir la frase anterior. 548 palabras más