“Qué ganas de nada. […] Qué ganas de dormir durante meses, años, o para siempre, si eso fuera posible sin morir. […] Por lo pronto, qué ganas de quedarse ahí, en la penumbra del dormitorio en donde parece que nunca más va a amanecer.” 100 palabras más