El 22 de febrero 2015,   se encontraba un buen grupo de Thalasseus Sandvicensis , aproximadamente 100 aves. La marea ya había bajado y  se encontraban muy, pero muy lejos en los fangales de Panamá Viejo.