Por los campos,
aún quedan,
como si fueran gitanos,
viejos unicornios
abriendo surcos,
a su paso.
Curvo arado,
pico entre las manos.
Polvo.
Los santos inocentes. 61 palabras más