Con un bebe de brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su ginecólogo y le dice:

– Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. 292 palabras más