La gente se conoce en los bares. Es un hecho. A veces hasta se enamora. Un clásico para entablar conversación es pedir fuego – Ahora el exilio del fumador en la puerta da para mucho, y si no que se lo digan a Ethan Hawk en  373 palabras más