Roman Jakobson generó un modelo de la teoría de la comunicación. Según este modelo, para que se dé la comunicación lingüística deben estar presentes seis elementos estructurantes: 900 palabras más