Qué paliza de semanas llevo. Ya no sé si soy persona o no soy persona o qué soy… pero al menos sé que ya pasó la tormenta y que, por primera vez en mi vida, parece que tengo por fin el control de mi propia existencia. 570 palabras más