Los dos hombres decidieron grabar videos cortos cuando visitaban lugares alrededor del mundo, y enviarse un cálido mensaje. El proceso fue repetido varias veces durante 10 largos años, y como resultado, tenemos este clip.