Como hacen muchos artistas, los alumnos de 3º ESO han aprendido a dibujar la anamorfosis  y diferentes tipos de ilusiones ópticas para dar a sus obras un aspecto mágico, de profundidad, de ambigüedad y de contrastes.