Ahora para obtener cuero ya no es necesario dañar a ningún animal, estudiantes de Rotterdam han creado una técnica para hacer cuero a base de la pulpa de la fruta desechada.  307 palabras más