Etiquetas » Ladrones

DE ALGO HAY QUE VIVIR, SEÑORES          

Un ruido en la planta baja de la casa me despertó. Los viejos tablones de madera de las gradas avisaban entre crujidos que alguien subía. Mi marido estaba al lado mío, mis hijos de cinco y siete años no acostumbraban bajar al primer piso durante la noche. 658 palabras más

2012

"Non dare papaia" a los carteristas en Roma; más ñapa

Roma. Si imagino que en las próximas horas debo caminar sola o esperar en los alrededores de la estación de trenes de Termini, empiezo a sentirme nerviosa. 953 palabras más

Paralelos