Las estadísticas son alarmantes. Desde 1950 el número de menores fallecidos por lipotimia o caída tras desmayo ha ido aumentando hasta alcanzar la escandalosa cifra de 9.987 muertos en el invierno de 2013. 297 palabras más