No hace mucho que conozco a Alejandro. Me cuenta que está indignado con el profesorado en general, en particular de los institutos donde ha estudiado. Ello me ha inspirado a hacer un repaso por todas las variables que nos han convertido en un país de maleducados y con ello tratar de contestar a la pregunta de por qué lo somos y por qué es posible que contar con gente hiperformada no nos convierte en educados y en laboralmente aprovechables. 1.175 palabras más