Etiquetas » Microrrelatos

Autorretrato.

De pie frente al lago, miro fijamente el reflejo que éste me devuelve. El cabello rubio apagado y liso que cae cuál cascada sobre mi cara, tapando a medias las gafas de plástico que cuelgan sobre el puente de mi nariz, ocultando mis pequeños ojos azabache. 218 palabras más

Microrrelatos

Misterios.

Entré en aquella casa abandonada junto a él. Yo miraba todo aquello que estaba a mi alrededor con cierto susto en el cuerpo, mientras que él me dirigía miradas tranquilizadoras con esos ojos azabache suyos, tales que te quitaban la respiración cuando se clavaban en ti. 722 palabras más

Microrrelatos

El prisionero

Sí, tropecé con la luz de tu mirada y me caí en el abismo de tu alma. La sorpresa de reconocerte en unos ojos inesperados me hizo contener la respiración durante un instante. 226 palabras más

Microrrelatos

Las irreverencias de la vida cotidiana

Él era un tipo corriente. De esos que uno se cruza en la calle y ni siquiera mira dos veces. Ni una y medio. Los observa de reojo, mientras el cerebro procesa la imagen y te dice: “vale, hombre, que ése imbécil no merece tu valiosa atención”. 173 palabras más

Cuento

La barbarie de la voluntad

Lamentablemente, para el momento en que Pier recuperó la conciencia, ya había muerto. Sin embargo, el aparente fin del período de funcionalidad de su cuerpo no conjugó bien con las salvajes ganas de seguir viviendo que tenía su alma, y, por más que sus órganos hubiesen dejado de funcionar y su cuerpo (ahora convertido en una cadáver elegantemente vestido abandonado en una zanja apestosa al costado de una carretera poco transitada) estuviese comenzando el proceso de descomposición a toda máquina, se las arregló para obligarse a sí mismo a mover una mano. 92 palabras más

Cuento

Vieja Galbikis

Anochecía en Vieja Galbikis. Los cometas comenzaban a ascender por el horizonte, trepando por entre las estrellas como lombrices de brillantes tonos, y las veinte lunas doradas se hacían eco de los rugidos del agujero negro que crecía dentro del planeta. 145 palabras más

Cuento

La irrealidad mágica de la memoria

Para ser un zombie, Prototipo 2 recordaba su pasado bastante bien. Por ejemplo, estaba bastante seguro de que su esposa se llamaba Scarlet Johansson, y que juntos habían paseado por el Caribe en un hermoso velero de brillosas velas de múltiples colores. 171 palabras más

Fantasía