Corria el mes de febrero, cuando un retraso en mi periodo me llevó a la consulta de mi ginecólogo.

Sin ilusiones, con un poco de susto y muchas ganas de saber qué pasaba, decidimos hacer todo tipo de pruebas para tener claridad en lo que sucedía. 317 palabras más