OPINANTAS / A. Fernández – Los discursos que legitiman la ayuda al desarrollo como actividad, a pesar de ser una política pública, están impregnados de un cierto carácter apolítico: el profesional del desarrollo es visto como alguien que desempeña su labor a través del despliegue de habilidades puramente técnicas; las ONG, que constituyen actores cruciales en la ejecución de acciones de desarrollo, basan su identidad en su carácter no político (no gubernamental) y neutral –aunque se financien en gran medida con fondos públicos-. 1.151 palabras más