No sé si fueron las circunstancias en las que descubrí a este director, pero aquella noche de primavera Lisboeta, en un parque, rodeados de velas y tomando un té, frente a aquella improvisada pantalla que le daba la espalda a la ciudad, vi por primera vez “La vie de bohème”, y me enamoré de su autor y todo lo que sale de sus manos. 370 palabras más