“No tienes que ser grande para comenzar… comienza por ser grande”

Así rezaba el precioso vinilo que Dani y yo compramos cuando nos mudamos a nuestro segundo piso compartido.

467 palabras más