Para las mujeres, aspirar a la silla presidencial no es posible en Colombia.

Ese es el mensaje enviado y avalado repetidamente por el sistema estructural misógino que reproducen los partidos políticos y los medios de comunicación. 287 palabras más